Cómo mantener la casa caliente ahora que ha llegado el frío

13.11.19
|
Mantener-casa-caliente

Ahora sí, ya es innegable. El frío ha llegado y el invierno está en la vuelta de la esquina. Hemos estirado al máximo el calorcito y el verano, pero toca afrontar la realidad. Y la pregunta del millón en esta época es… ¿Cómo mantener la casa caliente sin gastarnos una riñonada?  

Continúa leyendo nuestro post y descubre algunos truquitos para mantener tu hogar caliente con la llegada del frío.

El viejo truco del papel de aluminio

¿No sabes a qué nos referimos? ¡Es un truco súper sencillo y que lleva utilizándose toda la vida en las casas donde hay radiadores! Además, implica poco gasto ya que normalmente en casa solemos tener papel de aluminio.

¿Qué tienes que hacer?

Debes colocar papel de aluminio detrás de los radiadores. Éste, al ser conductor y reflector hará que el calor que desprende el radiador hacia la pared sea proyectado de nuevo hacia la estancia donde esté ese radiador. Verás que con este truquito notarás la casa más caliente estos días de frío.

No tapes los radiadores

Radiador-casa-frio

Siguiendo con los radiadores, es importante que los mantengas despejados. Nada de tener muebles enfrente de los radiadores ya que de este modo perderás mucho calor que podría estar llegando a la estancia. Tampoco es bueno poner los radiadores debajo de muebles ya que de igual forma impedirá la correcta circulación de calor por la casa. ¡Aprovecha a tope la energía!

Abraza fuerte la luz del sol para calentar tu piso

Si tienes la suerte que en tu hogar toca el sol directo, aprovecha esta luz que generará calorcito. Mantén en estas estancias, las persianas y cortinas abiertas durante las horas de sol directo. En cuanto veas que el sol ya no calienta, entonces si ya puedes tirar las cortinas. Si son gruesas, ayudarán a mantener una temperatura óptima en casa ya que harán de aislante.

Abriga tu hogar

Ropa-cama-para-frio

Abrigar tu hogar le dará calidez y calor. ¿Cómo? Descubre la magia de las alfombras y como estás harán que no se escape temperatura por el suelo.  También la ropa de cama calentita será tu gran aliada.

Ojo con las ventanas

Detecta por donde hay más pérdida de calor. Suele ser por las ventanas. Si es así en tu caso, aplica masilla y sella bien todos los huequecitos que pueden hacer que pierdas temperatura en casa. Es una opción más barata que cambiar las ventanas por unas nuevas que ajusten mejor.

Cierra las puertas

Mantén cerradas las puertas de las habitaciones desocupadas. Como ya sabes, cuanto más grande es el piso que debemos calentar, más dinero gastaremos en lograrlo, por tanto, todas aquellas habitaciones que no se usen habitualmente pueden estar con la puerta cerrada para mantener el calor en las áreas de casa que más necesites. 

Y hasta aquí todos nuestros truquillos para mantener calentito nuestro hogar. ¡Ah no, hay un último…! ¿Sabes qué también puede dar calidez a tu hogar? La confianza de estar seguro. Infórmate sobre nuestro seguro de hogar.