Toda la verdad sobre los seguros de venta directa por internet: No es oro todo lo que reluce.

01.06.12
|

 

Te presentamos 8 casuísticas de frases utilizadas en su publicidad:

1- “Te mejoramos el precio de renovación de tu seguro”

  • Estas promociones parten de la base de que todos los seguros son idénticos en cuanto a las coberturas que incluyen, lo cual es falso: El nombre comercial puede parecer el mismo (Terceros, Todo Riesgo, etc…) pero lo que incluye ser bien distinto.
  • Con grandes limitaciones: Aplicable al primer año, pago anual, pago total y devolución de la diferencia pasados 90 días, no haber tenido siniestros, previa justificación del precio de renovación (que no facilita ya casi ninguna compañía), etc…

2- “Contrata un seguro y te regalamos otro” (o a veces incluso dos)

  • “Te regalan” el más barato de los dos.
  • Te obligan a poner en todos la misma fecha de vencimiento (por tanto, el “regalo” es hasta el vencimiento
  • No informan de las condiciones del contrato ni de las coberturas hasta después de contratar el seguro, cuando se recibe la documentación.
  • Las coberturas suelen ser a primer riesgo, lo que significa que cada cobertura contratada tiene un límite (a la que se supere, lo pagas tú).
  • Importantes restricciones: No se harían cargo de los daños si se produjeran por persona no declarada en la póliza, si no llevara puesto el cinturón de seguridad, usando el móvil, GPS, velocidad superior a la permitida, etc…
  • Limitaciones: Defensa jurídica y reclamación limitada a España, reparaciones en sus talleres colaboradores, etc…
  • Siempre que propietario, conductor y tomador sean la misma persona, en caso contrario, se paga el incremento correspondiente
  • El primer año, se paga anual y se produce la devolución pasados 90 días en caso de cumplirse todos los requisitos.
  • Tributa como incremento de patrimonio en el IRPF, por lo que se ha de descontar la cantidad tributada.

3- “Si encuentras el mismo seguro más barato, te devolvemos el doble de la diferencia”

  • El truco radica en la frase “si encuentras el mismo seguro” ya que aunque se use la misma denominación comercial (terceros, todo riesgo, etc…) existen importantes diferencias en cuanto a coberturas: Siempre se encuentran diferencias para no devolver el doble de la diferencia.

4- “Somos la única compañía en la que puedes dar 3 partes sin que tus bonificaciones se vean afectadas”

  • Es una verdad a medias, depende del importe de los mismos ya que hay un tope. De hecho en un único siniestro, de superar el doble de la prima pagada se pueden perder todas las bonificaciones.
  • En algunas compañías para disfrutar del máximo de bonificación necesitas llegar a 21 años sin siniestros de culpa y luego en caso de tener alguno se pierden los tramos de bonificación de 3 en 3.

5- “Te regalamos “X” € si contratas el seguro del coche”

  • Para nuevos clientes, Pago anual, y devolución pasados 90 días en caso de cumplirse todos los requisitos.
  • Tan sólo para el primer año, segundo año, tarifa normal más incrementos de precio en función siniestralidad, etc…
  • Pago del total sin el descuento y abono en un plazo de 45-90 días
  • Tributa como incremento de patrimonio en el IRPF, por lo que se ha de descontar la cantidad tributada.

6- “Ven con nosotros y paga sólo 6 meses”

  • No es cierto, ya que es tan sólo aplicable sobre las coberturas voluntarias de daños, vidrios, incendio y robo, quedando excluidas todas las demás, lo cual sería de un 35% como máximo
  • Además este descuento no es una rebaja de precio, sino una deducción de las bonificaciones, por lo que el precio no podrá ser mejorado en un futuro, al tener la bonificación en máximos.

7- Además, has de saber que de los seguros que contratas directamente por Internet suelen esconder que:

  • La cobertura de Asistencia en viaje no está incluida (una garantía básica), de tal manera, que al contratarla, provoca un importante sobrecoste.
  • Lo mismo suele ocurrir con la garantía de defensa jurídica.
  • Los capitales por muerte, invalidez o asistencia sanitaria suelen rondar los 5.000 € por muerte o invalidez y 3.000 € en caso de asistencia sanitaria, cuando la media del mercado ronda los 18.000 €

Si quieres conducir tranquilo: Seguros MDC